¿Sueño o realidad?

Estándar
¿Sueño o realidad?

El recuerdo obliga a la ligera palabra a enrolarse hacia un viaje, siempre rodeado de una densa niebla que distorsiona las formas. Evítalo con el  lastre de la palabra inquebrantable, la escritura.

Hace ya varios días de mi viaje, de mi visita al Fat Duck, situado en Bray, Maidenhead, condado de Berkshire, Inglaterra. Desde la ventana de mi habitación observo la lluvia que cae con intensidad en esta noche de verano. Todavía con la reseca de ideas que me ha brindado el equipo de Heston Blumenthal, pienso en los lugares en los que he estado.

Mi mente vuela lejos, para recoger imágenes, recuerdos, sensaciones y así bailar con ellos, como los dedos que juegan con una moneda, meciéndola, acariciándola, sintiéndola. Pero me doy cuenta que mi vivencia ya se está transformando hacia una realidad filtrada por el tamiz de mis anhelos, de mis miedos, de mi yo. Pienso en los gigantescos y sólidos muros del castillo de Windsor. ¿Eran tan gigantescos o es mi imaginación? Pienso en aquel busto de mujer en esa misteriosa casa, cuyos ojos emanaban halos de luz de forma divina.

¿O era simplemente un juego sutil de esa sala? Trato de dibujar en mi cabeza la evocación de un sabor, de un olor, de los platos que he podido experimentar. De repente, de mi baúl de los recuerdos comienzan a brotar texturas densas y aireadas que desatan, en su encuentro con mi boca, sabores intensos y duraderos y se regocijan tanto de su liberación que inundan de forma caprichosa mis fosas nasales… ¿o no eran tan intensos? Cuando uno recuerda, ¿es importante atenerse a la verdad?

¿Hasta qué punto lo que recordamos no es más que una transformación de la realidad? ¿No es como realmente lo queremos recordar? Lo bonito de esta confusión mental es que, cuando piensas en un viaje, una imagen, un sabor, ya no elucidas si ha sido real o tan solo un sueño…

He esperado unos días en enviar este post después de mi vuelta porque quería experimentar lo que aquí hemos reflexionado. Los recuerdos han iniciado su viaje por el mundo de los sueños y empiezan ya a transformarse. ¿Qué memorias son reales y cuáles irreales?

La realidad se puede volver tan confusa como este video que os dedico. Si además, nuestro recuerdo es censurado por los demás o por nosotros mismos, la niebla se volverá aún más espesa. Que lo disfrutéis…

Esta semana mis piernas, mi gusto y mi mente iniciarán su siguiente
etapa hacia Módena, Italia, donde me encontraré con Massimo Bottura de la Osteria Francescana.

Anuncios

Acerca de juanarboleya

científico de alimentos, trotamundos fortuito, gastrónomo silencioso y pensador forzado. Caminando se abre boca... Licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Oviedo, inicié realmente mi carrera científica durante mi doctorado en el Institute of Food Research (Norwich, Inglaterra), estudiando la funcionalidad de diversas macromoléculas alimentarias, tales como proteínas o diversos tipos de polisacáridos. Actualmente trabajo como Investigador en la Unidad de Investigación Alimentaria de AZTI-Tecnalia (Vizcaya), dirigiendo mis estudios a la caracterización y diseño microestructural del alimento para controlar su textura. Parte de estos conocimientos los aplico a la elaboración de nuevos platos de cocina mediante la colaboración con restaurantes de alta cocina como el restaurante Mugaritz. Soy también miembro de la RED INDAGA: Red Temática sobre Innovación, INvestigación y Desarrollo Aplicado a la Gastronomía.

Un comentario »

  1. Pingback: Food Trend Trotters » Bocados de Polonia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s